Close

Instrucciones de cómo poner un vinilo en la pared

Te explicamos por pasos cómo colocar un vinilo decorativo

Coloca tu vinilo de manera fácil con 6 sencillos pasos. Pero primero te damos unos consejos, materiales y herramientas a utilizar para la aplicación:

Consejos iniciales

  • Te recomendamos dejar el vinilo estirado antes de la aplicación durante unos días, ya que si lo dejas muchos días es posible que salgan deformaciones que no afectan al vinilo, pero dificultan la colocación.
  • Puedes colocar el vinilo en cualquier superficie lisa y no porosa.
  • Espera al menos 3 semanas si has pintado recientemente, aunque el fabricante o el pintor te haya dicho menos. Según la climatología varía, así que para evitar problemas con el vinilo espera 3 semanas aproximadamente.

Materiales

  • El vinilo comprado. Mira nuestros vinilos decorativos aquí
  • Las instrucciones incluidas

Herramientas

  • Espátula (ya te la regalamos)
  • Trapo limpio
  • Cinta de pintar opcional
  • Cúter o tijeras opcional
  • Lápiz opcional

Consejos previos a la colocación

  • Si notas que te queda alguna burbuja, no te preocupes, sigue y luego con un alfiler la pinchas y extraes todo el aire.
  • No recomendamos la aplicación en paredes con gotelé, aún así si quieres colocarlo, recomendamos que sea muy fino, ya que si no, se notarán todos los puntos en el vinilo, consiguiendo un resultado no deseado.

Cómo pegar un vinilo

  1. Repasa el vinilo con la espátula para asegurar que el transportador (la capa semi transparente de papel de arriba) está bien enganchado. Hazlo del centro hacia afuera siempre.
  2. Limpia la superficie con el trapo limpio y agua o alcohol de farmacia. El agua para paredes y el alcohol para baldosas.
  3. Toma medidas y marca en caso de que sea necesario un par de marcas para que quede recto o alineado con algún objeto. Separa el vinilo del papel siliconado o soporte unos 20 cm aproximadamente, esta será la primera parte a colocar en la superficie.
  4. Pega esa parte a la superficie y con la espátula engancha todo el vinilo espatulando del centro hacia afuera y solapando todas las pasadas. Retira el papel siliconado a medida que vayas enganchándolo totalmente.
  5. Repasa todo el vinilo con la espátula e insistiendo en las zonas más pequeñas del mismo.
  6. Retira el transportador con cuidado y con una inclinación de 180º, mirando que todo queda enganchado a la superficie, hasta retirarlo por completo. ¡Ahora ya mola tu pared! ¡A disfrutar de la nueva decoración!

Retirar un vinilo decorativo

Podrás retirar el vinilo con gran facilidad tirando de una punta del vinilo. Si quieres también puedes usar un secador de pelo o una pistola de aire caliente para facilitar el desmontaje de vinilo. Pero cuidado de no aplicarle mucha calor, ya que conseguiríamos el efecto contrario. Iremos retirando todo el vinilo cada elemento hasta retirarlo por completo. No quedan restos de adhesivo, pero si es el caso, podemos limpiar la pared o la superficie con un trapo y alcohol o lejía.

El vinilo ya no se podrá reutilizar para otra aplicación y puede ser reciclado junto a otros plásticos


Close