Close

Instrucciones de cómo poner un vinilo en la pared

Te explicamos por pasos cómo colocar un vinilo decorativo

Sabemos que eres muy manitas, pero una ayuda extra nunca viene mal a nadie. Coloca tu vinilo de manera fácil con 7 sencillos pasos. Pero primero te damos unos consejos, materiales y herramientas a utilizar para la aplicación:

Consejos iniciales

  • Te recomendamos dejar el vinilo estirado antes de la aplicación durante unos días, ya que si lo dejas muchos días es posible que salgan deformaciones que no afectan al vinilo, pero dificultan la colocación.
  • Puedes colocar el vinilo en cualquier superficie lisa y no porosa.
  • Espera al menos 3 semanas si has pintado recientemente, aunque el fabricante o el pintor te haya dicho menos. Según la climatología varía, así que para evitar problemas con el vinilo espera 3 semanas aproximadamente.

Materiales

  • El vinilo comprado. Mira nuestros vinilos decorativos aquí
  • Las instrucciones incluidas

Herramientas

  • Espátula (ya te la regalamos)
  • Trapo limpio
  • Cinta de pintar opcional
  • Cúter o tijeras opcional
  • Lápiz opcional

Consejos previos a la colocación

  • Si notas que te queda alguna burbuja, no te preocupes, sigue y luego con un alfiler la pinchas y extraes todo el aire.
  • No recomendamos la aplicación en paredes con gotelé, aún así si quieres colocarlo, recomendamos que sea muy fino, ya que si no, se notarán todos los puntos en el vinilo, consiguiendo un resultado no deseado.

Cómo pegar un vinilo

  1. Vamos a diferenciar 3 partes del vinilo
    El vinilo decorativo que acabas de recibir, se compone de 3 capas:
      1. Papel siliconado: es el papel de abajo del todo donde se apoya el vinilo. Por la parte de atrás suele venir con una cuadrícula
      2. Vinilo: esta capa es el vinilo pared del color que has pedido y el único que se quedará en la superficie donde lo vayas a colocar.
      3. Papel transportador: este papel es el que nos ayudará a colocar el vinilo en la superficie correctamente. Su color es semitranslúcido y es la última capa de arriba del todo.
  2. Primero comprobamos que la superficie donde lo vamos a colocar este limpia, seca y que sea lisa. Podemos limpiar la superficie con un trapo y agua para paredes o alcohol para baldosas. Si la pared está recién pintada, aconsejamos esperar entre 2 y 3 semanas a que la pintura esté completamente seca. Si no vamos a colocar el vinilo después de recibirlo, aconsejamos dejarlo estirado para facilitar la colocación. El vinilo, al venir enrollado, puede presentar algunas arrugas que para nada afectan al material.
  3. Espatulamos el vinilo para eliminar cualquier arruga y que quede totalmente liso para la aplicación. Hazlo del centro hacia afuera siempre. Tomaremos medidas y marcaremos en caso de que sea necesario un par de marcas para que quede recto o alineado con algún objeto
  4. Doblaremos la parte del papel siliconado unos 20cm dejando al descubierto la parte del adhesivo del vinilo. Está será la primera parte a enganchar en la superficie.
  5. Comenzamos a colocar el vinilo en la pared, espatulando mientras vamos despegando el papel siliconado y observando que el vinilo queda enganchado en el papel transportador. Iremos espatulando del centro hacia afuera de manera que vayamos viendo lo que estamos espatulando y solapando cada pasada. Retira el papel siliconado a medida que vayas enganchándolo totalmente.
  6. Repasaremos con la espátula toda la superficie insistiendo en zonas con pequeños detalles.
  7. Retiraremos con cuidado y viendo que el vinilo se queda enganchado a la superficie el papel transportador con un ángulo de 180º hasta retirarlo por completo. 

Retirar un vinilo decorativo

Podrás retirar el vinilo con gran facilidad tirando de una punta del vinilo. Si quieres también puedes usar un secador de pelo o una pistola de aire caliente para facilitar el desmontaje de vinilo. Pero cuidado de no aplicarle mucha calor, ya que conseguiríamos el efecto contrario. Iremos retirando todo el vinilo cada elemento hasta retirarlo por completo. No quedan restos de adhesivo, pero si es el caso, podemos limpiar la pared o la superficie con un trapo y alcohol o lejía.

El vinilo ya no se podrá reutilizar para otra aplicación y puede ser reciclado junto a otros plásticos


Close